info@somaticworld.com (+34) 619 789 644

 

Dirección

Plaza Alcalde José Martínez
Nº 2 – Bajo 1º – 30510
Yecla – Murcia / España
Cómo llegar

La educación Somática se define como área del conocimiento a partir de la palabra Somatics que hace el filósofo Dr. Thomas Hanna en 1970 para definir las prácticas corporales que se sostienen en la autopercepción del individuo y que generan cambios en la persona gracias a esa percepción consciente de sí mismo.

La educación Somática no es una técnica, sino una manera de ver la relación cuerpo-mente como dos caras de una misma moneda, aspectos del ser humano que se enriquecen y modifican mutuamente porque se trata de dos aspectos diferentes de una misma cosa: la persona o soma.

El conocimiento somático es un conocimiento para uno mismo, único e intransferible que permite tener autocontrol y responsabilidad sobre uno mismo. Su desarrollo y su proceso de aprendizaje son ejemplos de superación de la tradicional división entre mente y cuerpo, propia de occidente.

© International Feldenkrais® Federation Archive.

 

El envejecimiento es un mito.

Nuestro sistema de educación tradicional hace foco en la preparación y formación de la gente joven, orientando su percepción al entorno, en pos de recompensas sociales y económicas, perdiendo la noción de crecimiento tras la etapa de adolescencia, en nuestra cultura esta noción se ve limitada a los 25 o 30 primeros años de vida, es decir, los seres humanos no hemos sido capacitados para crecer y educarnos e ir creciendo durante lo que dura una vida.

Gracias a todas las investigaciones realizadas acerca del auto control en nuestro día a día, de nuestra alimentación, rutinas y hábitos, sabemos que podemos controlar y revertir el proceso de envejecimiento. Muchas enfermedades de las que asociamos con la vejez, no tienen nada que ver con eso en realidad, sino más bien con la amnesia sensorio motriz (ASM), los efectos del envejecimiento están ambiental y culturalmente programados y la educación somática ayuda a que la gente adquiera herramientas para el autocontrol y el auto-entrenamiento.

Entonces la idea es deshacer el “mito del envejecimiento”, darnos cuenta de que no estamos programados para la decadencia, estamos destinados a morir, pero no a deteriorarnos o degenerarnos y de que tenemos herramientas y caminos para poder corregir esta decadencia que en gran parte es traumática y a causa del stress.

La educación somática es esencialmente un breve acto en donde alguien enseña a otra persona a cómo ser autodidacta, tiene que ser así porque la educación somática es una educación para la independencia. Es en este sentido enseñar a la gente a que se enseñe a sí misma, es la enseñanza del propio control, en el sentido de autoconciencia y no como una categoría espiritual. La conciencia es en realidad auto conciencia sensorial que nos ayuda a mejorar nuestra salud, a ser más productivos e incluso creativos y esto se consigue vivenciando de forma regular experiencias propioceptivas que te ayudan a tomar conciencia de todo tu ser, el trabajo de Moshé Feldenkrais induce a esto, la mayoría de sus ejercicios de conciencia sensorial a través del movimiento pueden ser realizados incluso por un niño o por una persona de avanzada edad y con los mismos beneficios para ambos, el aprendizaje de nuevas posibilidades para afrontar cualquier acción, cualquier función, dotándolos con ello de mayor creatividad y libertad.

© International Feldenkrais® Federation Archive.

 

La persona como proceso de movimiento.

La función y la estructura del cuerpo humano son términos correlativos, es decir, la función determina la estructura y la estructura determina la función, ambas dependen la una de la otra y por lo tanto la una puede cambiar y modificar a la otra, el Movimiento es la esencia misma de ambas, la vida es un proceso en movimiento y el Soma es un proceso de movimiento integrado, estructurado para elevarse contra la gravedad y para moverse en las tres direcciones del espacio y a través de la cuarta dimensión, el tiempo, pero no estamos estructurados de forma permanente en ningún sentido, las funciones tienen la capacidad de crear y modificar la estructura constantemente y esto es lo que ha favorecido la inmensa diversidad de formas de vida a través de la evolución.

El soma opera a través de intenciones que vienen determinados genéticamente en el caso de todos los mamíferos, excepto en el caso del ser humano en el que el aprendizaje y la cultura determinan también estas intenciones, por lo que en realidad los seres humanos tampoco somos realmente libres, por lo general y culturalmente tenemos la idea de que el tiempo nos hace envejecer y perder la capacidad de desempeñar ciertas funciones, esta expectativa hace como el placebo en medicina, de profecía auto cumplida.
Generalmente y volviendo a la cultura somática, creo que la cultura somática da tolerancia y estimula las intenciones más inusuales, experimentales y aventureras de los seres humanos, cosa que puede estimular nuevas formas de movimiento. Creo que nadie tiene la noción de todo lo que el ser humano es capaz de hacer si se nos brinda la oportunidad y la tolerancia cultural a la que nos referimos.

“Todo es posible” y el primer requisito para que así sea es decirlo y creerlo, sólo hay que ver los logros conseguidos en las últimas décadas por la humanidad en multitud de disciplinas deportivas, culturales, científicas y también en personas cada vez con más edad, el ser humano y su sistema nervioso son la culminación de millones de años de evolución y la educación somática puede ayudar a aprovechar todo su potencial, en palabras de Moshé Feldenkrais refiriéndose al movimiento, la misión del método es “Hacer lo imposible posible, lo posible fácil y lo fácil elegante”, esto es lo que le ocurre a un niño durante su proceso de aprendizaje, al voltearse, reptar, gatear, alcanzar o caminar.

Un niño puede enseñar tres cosas a un adulto: a ponerse contento sin motivo, a estar siempre ocupado con algo y a saber exigir con todas sus fuerzas aquello que desea.
Paulo Coelho.

 

¿Qué es el movimiento somático?

El movimiento somático es una alternativa que ayuda a mejorar el bienestar mediante el movimiento y la conciencia corporal. Se enfoca en despertar la sabiduría de todo tu ser para recuperar el balance. Su aprendizaje está basado en la experiencia directa del cuerpo desde dentro. En las prácticas de movimiento somático el cuerpo, la mente, las emociones, el alma y el espíritu se abordan de una manera holística.

Se investiga, observa y explora a todo tu ser, prestando atención a las sensaciones, sentimientos y experiencias que se despiertan durante el movimiento.

La educación a través del movimiento somático, también conocida como Educación Somática, terapia de movimiento o educación neuromuscular, consiste de numerosos métodos, sistemas y técnicas.

Uno de estos métodos es el Método Feldenkrais.

El aprender es el don de la vida. Un aprendizaje especial: el de conocerse a uno mismo.
Moshe Feldenkrais.

¿Quieres más información?

Contacta conmigo